Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Cuando una puerta se atasca y piensas que no puedes abrirla muchas veces caes en la desesperación, piensas en buscar la ayuda de un cerrajero profesional o en el peor de los casos en tumbar la puerta, pero no sabes que existen técnicas específicas que te permitirán abrirla de forma fácil y segura, sin tener que tumbarla.
Una de esas técnicas es la que te queremos presentar en este artículo, se trata de la técnica del Bumping, es la más utilizada por los cerrajeros para abrir las puertas sin la llave, pero puedes aprender a hacerlo tú mismo.
En este artículo te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre esta técnica, los tipos de cerraduras, las herramientas que se necesitan y más. Este será el contenido que trabajaremos:
¿Qué es la técnica del Bumping?.Tipos de cerradura en los que se puede aplicar la técnica del Bumping.
Herramientas utilizadas en la técnica del Bumping.
Paso a paso de la aplicación de la técnica del Bumping.
¿Qué es la técnica del bumping?
Bumping es el nombre que se le da a la técnica utilizada por los cerrajeros en la cual consiste en el uso de una llave bumping o llave de percusión que está especialmente preparada para esto. Se introduce la llave y se le da un ligero golpe que hará que salten los cilindros y de ese modo la cerradura gire en tan solo fracción de segundos.
El peligro de esta técnica es que hace muy sencillo abrir casi cualquier tipo de cerradura, por eso las nombraremos a continuación para que identifiques si la tuya entra dentro del grupo de cerraduras que se pueden abrir aplicando el método del bumping.
Tipos de cerradura en las que se puede aplicar el método del bumping
Cilíndricas: Son las más sencillas y muy utilizadas para las puertas de entrada de las casas. Constan de un cilindro o bombín de pera en donde colocas la llave.
De sobreponer: Son de instalación fácil. Se colocan sobre la puerta y quedan completamente al descubierto, lo que hace más fácil forzarlas.
De embutir: Son las más comunes porque son muy utilizadas en puertas de interior. Constan de una manija que se gira y hala el pestillo. Las hay con llave y sin llave. Las que vienen con llave son susceptibles a abrir con el método del bumping.
Herramientas Utilizadas en la técnica del bumping
Esta técnica es tan sencilla que simplemente se necesita una llave de percusión o llave bumping o una ganzúa que puede ser de fabricación casera y un tensor en el caso de que uses una ganzúa.
Pasó a paso para aplicar la técnica del bumping
Introduce tu llave bumping en la cerradura, la cual no abrirá por sí misma.
Aplica un poco de tensión hacia el lado donde quieres girar la llave.
Saca un poco la llave, por lo menos dos dientes.
Con la ayuda de cualquier objeto contundente golpea un poco la llave para que genere vibración y los pernos salten.
Empuja la llave completamente y cuando haya entrado toda gírala para abrir la cerradura.
Si lo que vas a usar es una ganzúa, el funcionamiento es muy similar.
Colocas el tensor dentro de la cerradura, procurando que llegue hasta el fondo, éste te servirá para hacer presión mientras colocas la ganzúa.
Introduces la ganzúa y con la ayuda de cualquier objeto comienzas a golpearla de modo que esta genere ondas de vibración que hagan saltar los pines del cilindro.
Cuando sientas que el tensor ya puede girar, retira la ganzúa y termina de abrir la cerradura con un destornillador.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies