Seleccionar página

cerrajerospaterna.online
Las puertas y sus cerraduras pueden durar mucho tiempo, siempre y cuando se les haga mantenimiento preventivo de vez en cuando, sobre todo si están expuestas al aire libre, como la entrada de un garaje o si se trata de la puerta de algún área de almacenamiento externo, como las que se usan para guardar herramientas de jardinería o las que limitan el acceso a las viviendas o edificios en las zonas donde la basura se coloca en sitios cerrados que tienen acceso desde el interior y el exterior de la vivienda, de manera que desde adentro, los propietarios ubican lo que desean desechar y cierran nuevamente, en tanto que desde afuera, el servicio de mantenimiento de la zona o camiones de basura pueden detenerse, abrir el área y recoger lo que se ha botado volviendo a cerrar.
El uso constante produce desgaste, ayudado por la intemperie o el ambiente donde esa puerta se encuentra, en este sentido, podemos notar que uno de los problemas que puede presentarse es la pérdida de nivelación o desalineación de la cerradura.
Esto ocurre cuando no encaja el pestillo en el marco, pues roza el agujero donde debería insertarse y queda la puerta prácticamente abierta por más intentos que hagamos de cerrarla.
Ante esto queda revisar dos cosas: si la puerta está firme en su marco o si debe fijarse nuevamente, lo cual resolvería el problema de alineación de la cerradura. O bien, ubicar una lima metálica y utilizarla en el área del marco de la puerta donde se inserta el pestillo, conocido como cajetín, para agrandar el orificio hasta que se logre que encaje de manera alineada nuevamente.
Mantenerlas limpias, lavándolas y aplicándoles pintura de vez en cuando, también puede ayudar a su mantenimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies