Seleccionar página

Recuerda que somos Cerrajeros
Uno de los principales inconvenientes con las puertas y cerraduras es que estamos propensos a perder las llaves en algún momento de nuestras vidas, y el dilema que se nos presenta es cómo lograr abrir la puerta de forma en la que se pueda mantener la integridad de la cerradura, es decir, que no se dañe.
Existen diversidad de mecanismos para lograrlo, pero hoy se explicará una de los métodos más fáciles, utilizando un simple clip.
Procedimiento a Seguir
Lo principal es tener la suerte de tener un clip a mano, uno vez solventado esto, debemos estirarlo completamente, hasta obtener una varilla de metal, y doblarlo un poco en uno de los extremos para facilitar el agarre, la otra punta, también es conveniente tenerla un poco curveada.
Introduce el clip en la cerradura, en este punto el objetivo es tocar los seguros o cerrojos de la puerta, para intentar moverlos.
Mueve el clip de adentro hacia afuera, en reiteradas ocasiones, hasta sentir que el cerrojo cede un poco.
Cuando el seguro de la puerta se mueva, dobla el clip, en este punto el objetivo es crear un efecto de tensión, no saques el clip de la cerradura, o tendrás que iniciar de nuevo.
Sosteniendo con firmeza el clip, hala con fuerza hacia la derecha, con la intención de soltar el seguro, al realizar esto, es muy probable que la puerta abra.
Tips Extras
Si no lo logras en un primer momento, intenta de nuevo, si no te basta con un solo clip, también puedes intentarlo, haciendo una llave de tensión con otro clip y usarlos juntos en la cerradura, solo que este procedimiento es un poco más largo y complejo.
Si no tienes un clip, también puedes utilizar un gancho para cabello, de los que están elaborados con material similar al clip.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies